A PRIMEIRA AGÊNCIA DE FACT-CHECKING DO BRASIL

#Verificamos: Estudio no prueba que el nuevo coronavirus tiene una proteína del HIV

Repórter | Rio de Janeiro | lupa@lupa.news
09.abr.2020 | 12h03 |

En las redes sociales circula que una proteína presente en el virus HIV ha sido encontrada en el nuevo coronavirus. Según el texto, los científicos responsables del “descubrimiento” consideraron improbable que esa relación fuera una coincidencia. El nuevo coronavirus, también conocido por la sigla 2019-nCoV, se ha diseminado rápidamente en China, en donde mató a 565 personas hasta este jueves (6) y ya llegó a otros 24 países. Por medio del ​proyecto de verificación de noticias​, usuarios de Facebook solicitaron que se analizara ese material. Conozca a continuación el trabajo de verificación de ​Lupa​:

*Este chequeo fue publicado originalmente en 6 de febrero de 2020. Lea en portugués.

“Se ha encontrado una Glucoproteína gp120 presente en el virus HIV, responsable de establecer la ligazón del virus con la célula del hospedero, en los análisis del ‘Coronavirus’ hechos en laboratorio. Y según los análisis, no es obra de la ‘naturaleza’, es muy difícil que sea un caso fortuito.”
Texto del posteo de Facebook que hasta las 15 h del 6 de febrero de 2020 tenía 169 visualizaciones

FALSO

La información analizada por Lupa es falsa. Aunque un estudio reciente publicado en el sitio web bioRxiv diga que se encontró en el nuevo coronavirus una proteína similar a otra presente en el HIV, el modo como se llegó a esa conclusión tiene fallas y es rechazado por la comunidad científica. Además, el artículo no fue revisado antes de su publicación por otros investigadores especializados en esa área. Ese proceso, que se llama revisión por pares o peer-review, es importante para validar los resultados de cualquier trabajo científico y garantizar su calidad. Debido a las críticas recibidas, los responsables del texto decidieron retirarlo del sitio web días después de su difusión, para revisar el contenido.

El artículo sobre la semejanza entre las proteínas lleva la firma de nueve investigadores de la Escuela de Ciencias Biológicas Kusuma, ubicada en el Instituto Indio de Tecnología, en Nueva Delhi, India. En el texto, los autores explican que analizaron las secuencias del código genético del 2019-nCoV y se concentraron en la glucoproteína S. Ese tipo de proteína está ligada a un carbohidrato, por eso lleva el prefijo “gluco” en su nombre y en la capa externa del virus queda el envoltorio que permite su interacción con las células

Los científicos indios investigaron cuatro secuencias genéticas presentes en la glucoproteína S del nuevo coronavirus en una base de datos pública del Centro Nacional para Información en Biotecnología (NCBI, por sus siglas en inglés). En los resultados, vieron que las cuatro eran idénticas a pequeños tramos de proteínas presentes también en el virus HIV-1. Fue a partir de ese “descubrimiento” que ellos defendieron la existencia de una semejanza no natural entre los dos tipos de virus.

La metodología utilizada por los investigadores es problemática porque los tramos seleccionados para la búsqueda eran secuencias pequeñas de aminoácidos: solo seis en los segmentos 1 (TNGTKR) y 2 (HKNNKS), doce en el segmento 3 (RSYLTPGDSSSG) y ocho en el segmento 4 (QTNSPRRA). De esta manera, hay centenas de resultados en la base de datos del NCBI para cada uno de ellos, que coinciden con tramos presentes en proteínas de múltiples tipos de virus y bacterias. A pesar de que  las secuencias analizadas coincidieron con muchas otras, los autores no explican por qué mencionaron solamente el HIV en el trabajo. Además, la coincidencia no es con una proteína completa sino solo con una pequeña parte de ella.

Cada línea de una consulta en la base de datos del NCBI viene acompañada de un indicador, el E-value o valor-E, de acuerdo a como se lo ha traducido. Ese número indica cuántos resultados con la misma calidad se pueden encontrar por cada correspondencia mostrada por la búsqueda. En otras palabras, cuanto más pequeño sea, más preciso será cada resultado. Para el segmento 1, por ejemplo, el valor-E más alto es 15 866. Para el 2, quedó en 7 885. En el 3, el valor-E de las tres primeras líneas es 0 037. Y en el segmento 4, el número fue 96 en las cinco primeras líneas. Esos dos últimos valores-E, que fueron los más pequeños, indicaron alta semejanza con los virus que provocan la neumonía en Wuhan o con otros tipos de coronavirus, no con el HIV.

En Twitter, el científico Trevor Bedford del Centro de Investigación en Cáncer Fred Hutchinson afirma que los cuatro segmentos seleccionados por los investigadores indios tienen ligazón con virus similares, como una variedad de coronavirus encontrada en murciélagos. Eso demuestra que las secuencias no han sido incluidas en el 2019-nCoV. “No hay ninguna evidencia sobre inserciones de secuencias o relación con el HIV”, escribió. Bedford es especialista en el uso de la computación para estudiar la trasmisión y evolución de los virus.

Lupa participa en una coalición formada para verificar publicaciones con desinformación que circulan sobre el nuevo coronavirus. El grupo cuenta con verificadores de 30 países y está coordinado por la Red Internacional de Verificación de Datos (IFCN, por sus siglas en inglés). Todas las verificaciones realizadas por la agencia han sido reunidas aquí.

Nota: este‌ artículo‌ forma‌ ‌parte‌ ‌del‌ ‌‌proyecto‌ ‌de‌ ‌verificación‌ ‌de‌ ‌noticias‌‌ ‌en‌ ‌Facebook.‌ Para consultas sobre este proyecto, comuníquese ‌directamente‌ ‌con‌ ‌‌Facebook‌.

Editado por: Chico Marés

O conteúdo produzido pela Lupa é de inteira responsabilidade da agência e não pode ser publicado, transmitido, reescrito ou redistribuído sem autorização prévia.

A Agência Lupa é membro verificado da International Fact-checking Network (IFCN). Cumpre os cinco princípios éticos estabelecidos pela rede de checadores e passa por auditorias independentes todos os anos

Esse conteúdo foi útil?

1 2 3 4 5

Você concorda com o resultado desta checagem?

Sim Não

Leia também

SIGNATORY- International Fact-Checking Network
Etiquetas
VERDADEIRO
A informação está comprovadamente correta
VERDADEIRO, MAS
A informação está correta, mas o leitor merece mais explicações
AINDA É CEDO PARA DIZER
A informação pode vir a ser verdadeira. Ainda não é
EXAGERADO
A informação está no caminho correto, mas houve exagero
CONTRADITÓRIO
A informação contradiz outra difundida antes pela mesma fonte
SUBESTIMADO
Os dados são mais graves do que a informação
INSUSTENTÁVEL
Não há dados públicos que comprovem a informação
FALSO
A informação está comprovadamente incorreta
DE OLHO
Etiqueta de monitoramento
Seções
Arquivo