A PRIMEIRA AGÊNCIA DE FACT-CHECKING DO BRASIL

Tem certeza que deseja sair da sua conta?

#Verificamos: Es falso que CDC de los EEUU haya afirmado que variante del coronavirus es la “propia vacuna”

Repórter (especial para a Lupa) | Rio de Janeiro | lupa@lupa.news
24.set.2021 | 10h49 |

En las redes sociales circula que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), de los Estados Unidos, habrían afirmado que la “variante es la propia vacuna”, en referencia a la variante delta del nuevo coronavirus. La publicación sugiere que el organismo habría “finalmente admitido” que las personas vacunadas propagan variantes del virus que causa la COVID-19 y que, por eso, se debe usar mascarilla. Por medio del ​proyecto de verificación de noticias​, usuarios de Facebook solicitaron que se analizara ese material. Conozca a continuación el trabajo de verificación de Lupa​:

*Este chequeo fue publicado originalmente en 2 de agosto de 2020. Lea en portugués.

“‘Variante es la propia vacuna’ (…)”
Texto de un posteo compartido en Instagram que, hasta las 10:45 h del 2 de agosto de 2021, había sido compartido más de 375 veces

FALSO

La información analizada por Lupa es falsa. Ninguna vacuna contra la COVID-19 puede ser considerada una variante del coronavirus. Las inmunizaciones disponibles en la actualidad fueron desarrolladas a partir de diferentes tecnologías, entre ellas la de virus inactivado, de ARN mensajero y de vector viral. “En ninguno de esos casos se usa un virus entero para producir la inmunización, que tenga la capacidad de multiplicarse y diseminarse en la población”, explica el profesor Aguinaldo R. Pinto, jefe del Departamento de Microbiología, Inmunología y Parasitología de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). 

En el caso de las vacunas elaboradas con el virus inactivado, como es el caso de la CoronaVac, por ejemplo, desarrollada en Brasil por el Instituto Butantan, se usa un virus “muerto”, incapaz de hacerle daño al organismo humano y de multiplicarse. La vacuna de Pfizer/BioNTech usa solo una molécula de ARN del coronavirus. Las vacunas de Janssen y de AstraZeneca, por su parte, utilizan como plataforma un adenovirus (que causa resfríos comunes) como vector viral: ese adenovirus está debilitado y “programado” para cargar solo una proteína del coronavirus y, de esa forma, inducir al organismo a crear una respuesta inmunológica. 

Además, las cuatro variantes del nuevo coronavirus conocidas hasta este momento surgieron antes de las campañas de inmunización masiva en todo el mundo. La primera de ellas, denominada alfa (B.1.1.7), surgió en septiembre de 2020 en el Reino Unido. Allí, las primeras dosis se aplicaron a principios de diciembre. Las variantes gama y beta fueron identificadas a fines de 2020 en Brasil (Manaos) y en Sudáfrica, respectivamente. Por último, la variante delta fue identificada en la India en octubre del año pasado, también meses antes de las campañas de vacunación.

Según el jefe del Departamento de Microbiología, Inmunología y Parasitología de la UFSC, las variantes son comunes y son parte de la evolución de los seres vivos. Los virus (estructuras acelulares) se multiplican muy rápido y por eso esas “evoluciones” también se perciben con rapidez. “Las variantes de los virus pueden surgir de repente, debido a alguna presión selectiva o por obra de la casualidad. Por ejemplo, al hacer una copia de sí mismo, ‘comete un error’ que cambia un nucleótido del genoma. Eso va a constituir una ventaja o una desventaja. Si es una ventaja, se convierte en una nueva variante. Si constituye una desventaja, ese virus muere”, explicó por teléfono. 

También, según el profesor, no se puede decir que las vacunas inducen las nuevas variantes. “La variante identificada en Brasil surgió cuando no habíamos empezado a vacunar. Tampoco es posible hacer esa asociación con los vacunados”, concluyó.


“El CDC finalmente admite que las personas totalmente vacunadas ‘propagan variantes’ y deben usar mascarillas…”

Texto de un posteo compartido en Instagram que, hasta las 10:45 h del 2 de agosto de 2021, había sido compartido más de 375 veces

EXAGERADO

La información analizada por Lupa es exagerada y distorsiona las directivas anunciadas por los CDC sobre el uso de mascarillas. El 27 de julio, el organismo volvió a recomendar el uso de la mascarilla en ambientes cerrados (la regla había sido atenuada en mayo). La medida se tomó debido a la preocupación por la variante delta del nuevo coronavirus, que se disemina más rápido y con mayor facilidad que las otras. A diferencia de lo que sugiere la publicación, en ningún momento los CDC “admiten” que las personas vacunadas “propagan” las variantes. 

En realidad, los CDC enfatizan que las vacunas disponibles en el país ofrecen protección alta contra los casos graves e internación por la nueva variante del coronavirus, pero no impiden que se transmita. Una persona totalmente inmunizada solo trasmitirá el virus en caso de que se infecte con el virus o con una de sus variantes; por lo tanto, no va a diseminar la enfermedad solo porque recibió las dosis. 

La variante delta fue detectada por primera vez en los Estados Unidos en marzo de 2021. Según los CDC, aunque las vacunas autorizadas en el país funcionen contra esta variante, la recomendación para evitar que se disemine más es que, además de vacunarse, la gente siga usando las mascarillas como forma de protegerse a sí mismas y a los otros, que eviten las aglomeraciones y los lugares cerrados sin ventilación y que se mantengan a una distancia de 2 metros aproximadamente de otros individuos.

Nota: este‌ a‌rtículo‌ forma‌ ‌parte‌ ‌del‌ ‌‌proyecto‌ ‌de‌ ‌verificación‌ ‌de‌ ‌noticias‌‌ ‌en‌ ‌Facebook.‌ Para consultas sobre este proyecto, comuníquese directamente con‌ ‌‌Facebook‌.

Editado por: Maurício Moraes

O conteúdo produzido pela Lupa é de inteira responsabilidade da agência e não pode ser publicado, transmitido, reescrito ou redistribuído sem autorização prévia.

A Agência Lupa é membro verificado da International Fact-checking Network (IFCN). Cumpre os cinco princípios éticos estabelecidos pela rede de checadores e passa por auditorias independentes todos os anos

A Lupa está infringindo esse código? Clique aqui e fale com a IFCN

 

Esse conteúdo foi útil?

1 2 3 4 5

Você concorda com o resultado desta checagem?

Sim Não

Leia também

SIGNATORY- International Fact-Checking Network
Etiquetas
VERDADEIRO
A informação está comprovadamente correta
VERDADEIRO, MAS
A informação está correta, mas o leitor merece mais explicações
AINDA É CEDO PARA DIZER
A informação pode vir a ser verdadeira. Ainda não é
EXAGERADO
A informação está no caminho correto, mas houve exagero
CONTRADITÓRIO
A informação contradiz outra difundida antes pela mesma fonte
SUBESTIMADO
Os dados são mais graves do que a informação
INSUSTENTÁVEL
Não há dados públicos que comprovem a informação
FALSO
A informação está comprovadamente incorreta
DE OLHO
Etiqueta de monitoramento
Seções
Arquivo