Tem certeza que deseja sair da sua conta?

#Verificamos: Israel no concluyó que la inmunidad de infectados es mayor que la de vacunados contra COVID-19

Repórter (especial para a Lupa) | Rio de Janeiro | lupa@lupa.news
24.set.2021 | 10h57 |

Circula en las redes sociales que, en Israel, las autoridades de salud descubrieron que estar infectado con el nuevo coronavirus protege siete veces más que la aplicación de la vacuna de Pfizer/BioNTech contra la COVID-19. La publicación está acompañada por un contenido del sitio web Frontliner. En el texto se presentan datos que comprobarían que el número de nuevos casos confirmados es mayor en el grupo que se aplicó la vacuna. Por medio del ​proyecto de verificación de noticias​, usuarios de Facebook solicitaron que se analizara ese material. Conozca a continuación el trabajo de verificación de Lupa​:

*Este chequeo fue publicado originalmente en 11 de agosto de 2020. Lea en portugués.

“Israel: infección anterior protege 7 veces más que vacuna covid de Pfizer

Según los números presentados por el Ministerio de Salud de Israel, personas que adquirieron inmunidad contra el nuevo coronavirus por infección natural son menos susceptibles a infectarse por nuevos brotes en comparación con aquellas que obtuvieron inmunidad por vacunación”.

Publicación compartida en Facebook que hasta las 10:45 h del 8 de agosto de 2021 había sido compartida más de 1200 veces

FALSO

La información analizada por Lupa es falsa. No es posible afirmar que las personas que fueron infectadas con el nuevo coronavirus están siete veces más protegidas que las que se aplicaron la vacuna de Pfizer/BioNTech en Israel. Según el especialista Renato Kfouri, director de la Sociedad Brasilera de Inmunizaciones (SBIm), la respuesta inmunológica varía en cada persona, tanto en quien tuvo la enfermedad como en quien se aplicó la vacuna. “Por lo tanto, no se puede decir, en términos generales, que la persona que recibe las dosis o la que tuvo la enfermedad está mejor inmunizada”, explicó por teléfono.

Los datos presentados en el sitio web Frontliner no corresponden al resultado de una investigación científica, sino a un monitoreo epidemiológico realizado periódicamente por la autoridad de salud de Israel. El Ministerio de Salud de Israel explicó al proyecto Comprova que, entre el 15 de junio y el 27 de julio, se diagnosticaron 24.348 nuevas infecciones. De esos casos, 163 (el 0,66%) corresponden a personas que ya habían sido diagnosticadas con la COVID-19, y 47 individuos de ese grupo ya estaban totalmente inmunizados. Otros 12.511 (el 51,3%) nuevos casos durante el mismo período se observaron en personas que ya habían recibido la vacunación completa y se infectaban por primera vez.

Ahora bien, esa cuenta no quiere decir que la inmunidad de las personas que tuvieron la enfermedad sea más fuerte que la de aquellas cuya inmunidad se obtuvo a través de la vacunación. El propio organismo afirmó que “los datos disponibles en la actualidad no permiten confirmar o negar” esta conclusión. “La respuesta inmune del organismo al nuevo coronavirus, inducida naturalmente después de una infección o por medio de la vacunación, es uno de los terrenos con más vacíos de conocimiento hasta este momento”, enfatizó el director de la SBIm. Según Kfouri, la comunidad científica aún no conoce un correlato de protección. “Algunos individuos responden muy bien y otros muy mal. Por eso, confiar en la inmunidad conferida solo por medio de la infección, y mucho más en un escenario de diversas variantes, no es lo indicado”, concluyó.

En una entrevista al proyecto Comprova, el organismo de Israel evaluó que el aumento del número de contagios se dio, en parte, debido a la reducción de la protección de las personas vacunadas en enero y febrero. El 6 de julio, por ejemplo, esa área difundió un análisis que mostró que, a partir del 6 de junio, la eficacia de la vacuna de Pfizer/BioNTech cayó al 64% en la prevención de la infección y el 64% en la prevención de un cuadro sintomático de la COVID-19. Esa disminución, informa el ministerio, fue observada en simultáneo con la propagación de la variante delta en Israel. 

En un comunicado en abril, Pfizer afirmó, en base a los resultados de los estudios de fase tres, que la eficacia de su vacuna corresponde a, por lo menos, los seis meses posteriores a la aplicación de la segunda dosis.

En la actualidad, la mayor parte de la población de Israel está vacunada. El 10 de agosto, el 62,4% de los habitantes ya estaban totalmente inmunizados y el 67% había recibido una dosis, según datos de la plataforma Our World in Data. Es importante señalar que una sola dosis de la vacuna de Pfizer reduce a la mitad el riesgo de infección por el coronavirus, y no el 100%, según un estudio de efectividad realizado en Israel. El estudio se publicó en junio en la revista científica Journal of the American Medical Association (Jama).

Medidas revisadas

Después de una rápida campaña de vacunación de la población que culminó con la reducción de las infecciones y muertes por el nuevo coronavirus, el país retiró la obligatoriedad del uso de mascarillas en lugares abiertos en abril. El 15 de junio, las autoridades retiraron también la exigencia del uso de mascarilla en espacios cerrados. Un mes después, sin embargo, el número de nuevas infecciones diarias llegó a 450 y el país cambió la estrategia otra vez. En esa ocasión, la variante delta del nuevo coronavirus representaba cerca del 90% de los casos.

Como la mayoría de los grupos de riesgo ya recibió la vacuna en el país, las autoridades de salud consideran que menos personas van a enfermarse de gravedad. Aun así, ante el avance de la variante delta, a fines de julio, Israel lanzó una campaña para reforzar la inmunización de las personas de más de 60 años con la aplicación de una tercera dosis.  

Lupa se comunicó por e-mail con el Ministerio de Salud de Israel. El organismo no se pronunció hasta la publicación de esta verificación. 

Nota: este‌ a‌rtículo‌ forma‌ ‌parte‌ ‌del‌ ‌‌proyecto‌ ‌de‌ ‌verificación‌ ‌de‌ ‌noticias‌‌ ‌en‌ ‌Facebook.‌ Para consultas sobre este proyecto, comuníquese directamente con‌ ‌‌Facebook‌.

 

Editado por: Maurício Moraes

O conteúdo produzido pela Lupa é de inteira responsabilidade da agência e não pode ser publicado, transmitido, reescrito ou redistribuído sem autorização prévia.

A Agência Lupa é membro verificado da International Fact-checking Network (IFCN). Cumpre os cinco princípios éticos estabelecidos pela rede de checadores e passa por auditorias independentes todos os anos

A Lupa está infringindo esse código? Clique aqui e fale com a IFCN

 

Esse conteúdo foi útil?

1 2 3 4 5

Você concorda com o resultado desta checagem?

Sim Não

Leia também

SIGNATORY- International Fact-Checking Network
Etiquetas
VERDADEIRO
A informação está comprovadamente correta
VERDADEIRO, MAS
A informação está correta, mas o leitor merece mais explicações
AINDA É CEDO PARA DIZER
A informação pode vir a ser verdadeira. Ainda não é
EXAGERADO
A informação está no caminho correto, mas houve exagero
CONTRADITÓRIO
A informação contradiz outra difundida antes pela mesma fonte
SUBESTIMADO
Os dados são mais graves do que a informação
INSUSTENTÁVEL
Não há dados públicos que comprovem a informação
FALSO
A informação está comprovadamente incorreta
DE OLHO
Etiqueta de monitoramento
Seções
Arquivo